El hecho se produjo este martes, en horas de la noche, después de ser interceptado por la policía, tras protagonizar picadas y maniobras peligrosas en las calles de la ciudad.

El conductor no contaba allí con la documentación del vehículo, y cuando la policía esperaba el arribo de tránsito para secuestrar la moto, decidió prender fuego el vehículo.

La situación se agravó cuando el menor –de 17 años- comenzó a insultar e intentar agredir físicamente a los efectivos que fueron parte del operativo.

Minutos más tarde, el joven fue trasladado a la comisaria donde fue entregado a sus padres.
Urdinarrain
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]