Débora Gurisa Dionicius le ganó, por puntos en fallo unánime, a Marcela Tigresa Acuña, y se quedó con el título mundial pluma de la Organización Mundial de Boxeo. "En el noveno round me largué a llorar", dijo.

La entrerriana, con gran destreza y capacidad técnica, controló gran parte de los 10 rounds y su victoria no admite ninguna objeción y justificó la conquista del título que estaba en poder de La Tigrsa. Los fallos de los jurados fueron 97-93, 97-93, y 96-94 en el Luna Park.

La nueva monarca interina de la OMB admitió, después del combate, que fue una " noche soñada" y hasta se permitió darse un abrazo con su oponente, gran referente del pugilismo femenino en Argentina.

"Estoy muy feliz y agradecida a Dios por haberme dado la victoria. Estoy sin palabras. Fue una noche soñada. Sabía que esta era mi oportunidad. Gracias Marcela", alcanzó a decir antes de ser rodeada por los brazos de la Tigresa.

Además, reconoció: "En el noveno round me largué a llorar. Estaba muy motivada, venía hablando que para esta pelea me preparé de lo mejor".

En tanto, Acuña (55,700 kg.), que se presentó por octava vez en al escenario que la hizo llegar a la gloria, llegaba del 25 de septiembre dominar a Natalia Alderete en fallo unánime, en una actuación de preparación, reconoció la derrota.

Fuente: TyC Sports/SúperDeportivo
Box
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]