En vista del agravamiento de la situación planteada en nuestra Patria por la rápida propagación del coronavirus (COVID-19) y de la profundización de las medidas asumidas por las autoridades del país, el obispo Héctor Zordán expresó su "preocupación compartida con todos y la seguridad de mi cercanía y mi afecto paterno, particularmente hacia quienes estén padeciendo las consecuencias de la epidemia".

"Después de haber escuchado el parecer de sacerdotes, laicos y consagrados de nuestra Diócesis, dispongo a partir de la fecha y hasta tanto no se comunique otra cosa suspender las celebraciones con asistencia de fieles en todas las parroquias, iglesias y capillas, recordando la dispensa de la obligatoriedad del precepto dominical ya vigente para todos", expresó en un comunicado.

Las otras dos medidas de Zordán son "mantener nuestras parroquias disponibles para acompañar las necesidades de nuestros hermanos y animar a nuestros sacerdotes, consagrados, diáconos permanentes y agentes de pastoral a mostrarse disponibles para acompañar a nuestro pueblo en este momento de emergencia".

"Les pido a todos, particularmente a aquellos que están en grupos de riesgo, que tomen los recaudos necesarios para cuidar su propia salud y la de los demás. Pidamos por los enfermos, por los afectados, agentes sanitarios y por quienes están dando todo por el cuidado de nuestra gente", cerró.
Religión Sociedad
Suscribite a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]