El Sistema Nacional de Alerta y Monitoreo de Emergencias (SINAME) del Ministerio de Seguridad de la Nación confirmó que los incendios que afectan al Delta entrerriano fueron apagados con ayuda del clima.

Tanto en las Islas de Santa Fe y Entre Ríos como en las sierras de Córdoba se mantienen las guardias de cenizas. Mientras que en San Luis, La Rioja y Santiago del Estero están extinguidos.

En la zona del Delta se desplegaron brigadas de la Policía Federal, Nacional de Manejo del Fuego, junto a 3 aviones hidrantes y dos helicópteros del Ejército. Tanto Prefectura Naval como el coordinador del Manejo del Fuego hacen un monitoreo de la zona en una superficie afectada por el fuego que alcanzó las 199 mil hectáreas.

Durante el incendio se deplegaron 81 personas, En las últimas horas el clima inestable y las bajas temperaturas lograron que el fuego disminuyera su actividad.
Comité de Emergencia Ambiental
El jueves 3, a las 17, se realizará una nueva reunión del Comité de Emergencia Ambiental, que funciona en el ámbito del Plan Integral Estratégico para la Conservación y Aprovechamiento Sostenible en el Delta del Paraná (CEA-PIECAS), órgano creado por requerimiento de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

En la reunión anterior, celebrada el lunes 31 de agosto, las autoridades de las jurisdicciones involucradas informaron los avances de las medidas consensuadas y presentadas a la Corte Suprema, dando cumplimiento a lo dispuesto en la medida cautelar.

En el marco del Comité, integrado por las provincias de Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires y los municipios de Victoria y Rosario, con la articulación del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y la Administración de Parques Nacionales, se continúan consolidando las acciones para la prevención, control y cesación de los incendios irregulares en la región del delta del Paraná, bajo las bases del PIECAS-DP, que lidera la cartera ambiental nacional.

El Comité reiteró que un 95 por ciento de los incendios forestales son producidos por intervenciones humanas, siendo dentro de estos los principales escenarios la preparación de áreas de pastoreo con fuego; fogatas y colillas de cigarrillos mal apagadas y el abandono de tierras.

Los factores climáticos como la falta de precipitaciones, las temperaturas elevadas, el bajo porcentaje de humedad, las heladas constantes y los vientos fuertes inciden en su propagación. Por eso, debemos ser muy cautos y especialmente cuando se dan estas condiciones, para evitar que los incendios se propaguen.
Medio Ambiente Delta
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]