José Dorati, presidente Comité Ciudad UCR

La presencialidad en la escuela, por la salud en la niñez

Desde hace varios meses hemos venido planteando desde este espacio la necesidad de retomar la presencialidad de las clases, con énfasis en la primera infancia y el ciclo inicial, donde la ausencia del ámbito escolar de niños y niñas ha causado y causa el mayor daño.

En estos casi 14 meses de pandemia, el gobierno provincial y algunos de sus voceros, siguen apostando al cierre de las escuelas para intentar controlar la evolución de la pandemia, apuntando de manera impersonal y sin muchas bases a “la movilización de las personas” que llevan sus hijos al colegio y asegurando que el escenario de virtualidad es un éxito, queriendo quedar bien con todos, excepto con los principales afectados que no tienen otra voz, más que la angustia y los efectos que todo ésta situación pone de manifiesto en el hogar.

Hace 14 meses que el verticalismo gubernamental, amparándose en decisiones, supuestamente fundadas científicamente, suprimió las clases presenciales durante casi todo el 2020, luego, otro criterio científico en un contexto epidemiológico similar o mas grave, las permitió, para volver a suspenderlas nuevamente en el día de hoy y no sabemos hasta cuando.

Claramente, los criterios ocultos fueron la falta de infraestructura educativa, la falta de fondos para sostener los espacios educativos y el clima social, porque en definitiva, solo cuando visualizaron que la no presencialidad se volvía un problema político – electoral, se decidieron a avanzar, con unos litros de lavandina, barbijos y alcohol en gel y una buena dosis de compromiso del personal docente.

Poco se hizo para fortalecer las herramientas tecnológicas y pedagógicas en este tiempo para afrontar el escenario de dualidad o virtualidad completa, reduciéndose la idea de educación virtual actualmente a una comunicación vía Whatsapp en la mayoría de los casos. El gobierno sigue mirando el presente desde el espejo retrovisor, como sobrándolo, sin poder resolver el fondo de la cuestión frente a una comunidad que está harta de la improvisación.

Es inmoral escuchar que buena parte de los gastos de funcionamiento son financiados por las cooperadoras, como el caso de la internet, vital para dar conectividad a docentes y alumnos, al tiempo que podrían ser puntos abiertos de conectividad para la comunidad del establecimiento, entre otros insumos esenciales. Y esto, no es una suposición, lo dicen los propios funcionarios, que se han llenado la boca hablando de las privatizaciones, el neoliberalismo y la ausencia del estado y pretenden que las escuelas más humildes funcionen con los aportes de una cooperadora, eso sí, cuando de contratos para la política se habla, otra es la lógica, vergüenza deberían tener.

Es claro que el estado provincial debe garantizar la infraestructura que permita contar con accesibilidad a internet por supuesto, jerarquizar a docentes, quienes son un pilar fundamental en este proceso, poniendo a disposición de todos sus propios recursos para llevar una tarea que aún el estado no reconoce ni acompaña de manera eficiente.

Entendemos que sin lugar a dudas la responsabilidad individual para el cuidado colectivo es crucial en este momento y seguramente habrá conductas a corregir que no tienen que ver con el espacio escolar y lo que conlleva el mismo, en tal caso trabajemos sobre eso, reforcemos los controles, evaluemos la información disponible.

La situación ya no es solo compleja en el plano epidemiológico, con una sociedad agotada, no solo de la pandemia si no de la falta de gestos por parte de un gobierno nacional, provincial y local, que predican e imponen con los decretos y no con el ejemplo.

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]