Cada vez que se acerca una elección ejecutiva – legislativa, la economía argentina comienza a resonar en algunas de sus variables. Pareciera una tensión irreconciliable entre ambas circunstancias, al fiel estilo de los guerreros griegos “Tirios y Troyanos”.

Este antagonismo que se presenta en la literatura griega, se asemeja bastante a la disputa que existe entre lo económico y lo político. Pareciera que nuestro país se retroalimenta de este círculo vicioso de zozobra que generan las nuevas conducciones o liderazgos en el ámbito institucional.

Racionalmente, debería ocurrir lo contrario, se presupone que los recambios fortalecen o encauzan los desajustes en materia política. Me resulta dificultoso encontrar – en los últimos 40 años - alguna etapa de nuestra vida democrática que no genere alguna consecuencia en las sendas normales de la economía.
Como un primer análisis, la variable tipo de cambio nominal, es el mejor reflejo de comportamiento económico ante las presiones, alteraciones o transiciones que generan las elecciones. Es decir, que su conducta actúa de manera inversa o negativa ante el acercamiento de las fechas de sufragio. Es el primer indicador donde se avizora y materializa dicha dicotomía.

De acuerdo al gráfico señalado en el acápite anterior, el Dólar Oficial (TCN) en 2013 (elecciones legislativas), tuvo un incremento del 21 por ciento. Asimismo, en 2015, período de elecciones Presidenciales – Legislativas, el Tipo de Cambio Nominal se incrementó a causa de ésta, en un 43 por ciento.

En la últimas elecciones presidenciales (Agosto/2019-Octubre/2019), el valor del Dólares respecto del Peso Argentino se incrementó en un 165 por ciento al pasar de 20 pesos/dólar – enero/2019- a 53 pesos/dólar – agosto/2019-. Es dable destacar, que se puede reprochar cierta negligencia de la gestión monetaria de ese entonces, sin embargo, la idiosincrasia del argentino a la desconfianza política tiene una correlación directa al resguardo en moneda dura.
En ciernes de las próximas elecciones legislativas (Septiembre/2021 – Noviembre/2021), la variable del tipo de cambio muestra signos inequívocos que se dirige a su conducta histórica. A comienzos del año, el valor del peso respecto del dólar era de $ 148/dólar, para arribar los primeros días de julio a $ 166/dólar. En efecto, la devaluación del TCN es del 12 por ciento en los primeros 6 meses del año.

Los fundamentos que dan origen a algún tipo de explicación en la relación devaluación del tipo de cambio – elecciones institucionales, se sustenta en la ontología de la economía. En primer lugar, es una ciencia social, atravesada principalmente por conductas humanas, que se pueden ponderar pero alto grado de alea.
También, la idiosincrasia del Ciudadano Argentino, tiene un peso relativo en la apetencia del dólar aun mayor (crisis económicas, financieras, cambiarias) que el promedio mundial. Por si esto fuera poco, el desarrollo económico en nuestro país se encuentra en un período de amesetamiento con pendiente negativa. Todos son factores que recrudecen la ansiedad e incertidumbre en el proceso económico – social.
Análisis económico Dólar
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]