El problema no es nuevo y los reclamos tampoco, pero los comerciantes de los departamentos uruguayos vecinos de Entre Ríos vieron ayer con expectativa la reunión que mantuvo el presidente Luis Lacalle Pou con la ministra de Economía y Finanzas (MEF), Azucena Arbeleche. Porque la situación económica de los empresarios -que compiten contra el contrabando y los precios mucho más bajos de Argentina producto de la abismal diferencia cambiaria- es de “urgencia” y empeora día a día, según reconocieron al diario montevideano El País.

El encuentro -que tuvo lugar luego de un mano a mano entre Lacalle y el intendente de Río Negro- fue uno de los tantos que mantiene el primer mandatario con la titular del MEF por diversos temas de gestión, pero este en especial tenía un asunto particular, tal como lo adelantó el propio Lacalle el miércoles pasado, durante una gira por el interior.

“Somos conscientes de la situación de Salto y Paysandú; de muchos lugares, pero sobre todo de Salto y Paysandú”, había contestado el presidente a la pregunta sobre “políticas de frontera” y las “medidas” sobre el desequilibrio de precios que hay en especial con el país vecino.

“Hemos estado reunidos con la presidenta del Centro Comercial de Salto y con las autoridades... Lamentablemente -dijo Lacalle-, tenemos un vecino que tiene una determinada situación económica, y eso genera precios irrisorios con respecto al costo de algunos productos en Uruguay”. “Estamos trabajando para poder abaratarlos, no solo en la frontera, sino en todo el país”, siguió Lacalle, que de todos modos advirtió: “Lo que es seguro es que no vamos a alcanzar los precios que tiene en este momento la República Argentina”.

La presidenta del Centro Comercial e Industrial de Salto con la que el jefe de Estado se reunió días atrás es Vera Facchín, quien afirmó que asimilaba como una evidente “buena noticia” que el gobierno trabaje en dar solución al problema, que hoy puede sintetizarse en la mayor diferencia cambiaria con Argentina en los últimos 40 años.

“Hoy la urgencia está instalada y valoramos que el Ejecutivo ponga el tema en agenda y estudie medidas concretas, porque realmente hay que encontrar una salida para las empresas”, afirmó la empresaria.

En el centro salteño son conscientes del aumento en seis puntos porcentuales de la reducción del Imesi para la venta de nafta en la frontera, lo que permite alcanzar un descuento del 30% de este impuesto.

Sin embargo, los comerciantes piden que se dé tratamiento a todos los proyectos de ley que buscan dar solución al tema y están a estudio en el Senado, pero también, a sabiendas de que el trámite parlamentario es casi siempre lento por definición, ofrecen una “alternativa” que puede ser “rápidamente implementada”.

La propuesta es recurrir a la aplicación Tuapp del Banco República y, a través de esta herramienta, lograr que los usuarios fronterizos accedan a “descuentos del IVA en diferentes productos y complementarlos con rebajas en los distintos sectores de distribución”, según define el centro que hoy conduce Facchín en un comunicado distribuido en las últimas horas.

“En el caso de los combustibles puede analizarse la sustitución de las exoneraciones impositivas a este medio de pago a fin de dar solución al reclamo arancelario de los estacioneros, dirigir al público objetivo el beneficio y evitar así el corrimiento de la frontera hacia localidades vecinas”, agrega el texto, cuya propuesta también se incluyó en una minuta de comunicación dirigida al Poder Ejecutivo que la cámara alta aprobó el 16 de agosto, por iniciativa del senador colorado Germán Coutinho.

Juan Martín Della Corte, directivo del Centro Comercial e Industrial de Paysandú, es más escéptico con las expectativas de su colega, y el diagnóstico que hace de la situación económica es algo más grave, porque dice que la crisis “es muy grande”. “En el sentido de que se viene acrecentando la dificultad de las empresas para sostener el empleo, porque siguen bajando muchísimo las ventas por la baja del consumo”, ejemplificó el comerciante.

“Hace unos meses que nos reunimos con el gobierno por última vez y, si bien hay un compromiso por trabajar, no tenemos información todavía de que se vayan a implementar nuevas medidas”, dijo también Della Corte.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio y Servicios, Juan Carlos Lestido, declaró que esta semana viajará al este para encontrarse con comerciantes de Rocha y Chui -entre otros lugares-, para recoger insumos y enviar luego un documento con propuestas al gobierno.

“Ya hemos tenido reuniones con los centros comerciales (del litoral), pero recién estamos estudiando las ideas. Aún no tenemos nada en concreto”, concluyó el empresario.
Congreso de intendentes evaluará la situación
Las dificultades económicas que atraviesan los comerciantes del litoral es un problema que, en ocasiones, toma estado nacional, y tanto los legisladores como los intendentes de los departamentos afectados llevan el asunto a altas esferas para buscar soluciones. El intendente de Río Negro, Omar Lafluf, dijo en ese sentido que en la próxima sesión del Congreso de Intendentes, que será este jueves, en Artigas, “este será un tema que seguramente vaya a estar” arriba de la mesa.

Fuente: El País de Montevideo
Sociedad
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]