"Con lo justo pero llegamos", es la frase casi unánime en los talleres de las cinco comparsas horas antes del retorno del Carnaval del País tras un año de silencio.
Jamás había ocurrido algo así, una suspensión obligatoria. Solo se canceló la edición de 1993 por el cólera pero con el espectáculo arrancado. Por lo cual, esta noche será histórica y eso se nota en los integrantes o hacedores de las comparsas.
En Marí Marí todo es nerviosismo, en Kamarr se trabaja con velocidad, en Ara Yeví están relajados, en O'Bahía se respira tranquilidad y en Papelitos hay terminación de carrozas.
En la recorrida de R2820, los trabajadores y coordinadores de talleres expresaron que "estamos bien, creemos que llegamos con casi todo listo. Similar a otros años, solo faltarán detalles que estarán listos para la segunda noche".
"Creo que estamos al 100 por ciento listos", dijo Leo Rosviar, director de Ara Yeví mientras una asistente termina de pegar plumas a un tocado. En el galpón contiguo de O' Bahía un operario corta con una amoladora un hierro de una carroza, dos chicas pegan vasos plásticos para un destaque y se, en general se vive con tranquilidad. "Estamos listos", explicó el responsable del taller.
Kamarr es la contracara. Una chica pinta en el piso una parte de una carroza, otro trabaja sobre el carro de los músicos, más atrás se ve a un ayudante pintando otra carroza. "Nos va a faltar muy poco", detallaron y se ilusionan de tener todo a tiempo sabiendo que salen en último turno.
Al entrar al galpón de carrozas de Papelitos una imponente estructura brilla terminada, también la carroza de los músicos que tiene parte de los instrumentos montados. Se trabaja con tranquilidad. "Venimos muy bien, estamos tranquilos, más del 90 por ciento está terminado, estamos en los detalles" enumeró el responsable a R2820.
Cruzando la calle Montevideo, es otro mundo. "Estamos complicados, tenemos el taller con un poco más de la mitad de personal porque esta semana muchos están aislados por ser contacto estrechos o porque dieron positivos de Coronavirus. Por eso trabajamos anoche en la madrugada", puntualizó el presidente de Central Entrerriano, Francisco Claret.
Soldadores, pegadores de bordados, chicas haciendo iluminación, un joven instalando la caja de energía a una carroza, otro pintándola, gente que camina entre estructuras a medio terminar conviven con carrozas y espaldares de plumas ya listos esperando por sus portadores son parte de la escena en el taller de Mari Mari.
A horas del desfile Contrareloj
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]