El segundo encuentro del sector de venta minorista y mayorista se dio en el salón Festroom con la presencia de la Comisión Directiva de la entidad y un número significativo de comerciantes, que se extendió más de dos horas.

Rubén Cabrera, presidente del Centro de Defensa Comercial, indicó que la meta "es abrir la institución para escuchar que les pasa a ustedes sobre la situación actual. Ahora salimos a otro lugar fuera de nuestra sede para ampliar la llegada", dijo y aclaró que en la "reunión del 11 de marzo asistieron representantes del Municipio que no estaban invitados pero era importante que escucharán las problemáticas".

Enseguida se concretó un repaso de los planteos de aquella reunión ampliada con 80 comerciantes y participantes de entidades de servicios. Allí se enumeró que existen fallas en los controles; excesiva presencia de comercios de orígen extranjeros; marcada competencia desleal por venta eléctrica; habitaciones express para los inversores foráneos y largas demoras cuando se trata de capitales locales; tasas de interés por las nubes; alquileres elevados y valor de la energía muy caro.

La entidad informó que pidió revisar la tarifa de energía por nota al gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, en conjunto con otros centros comerciales, se mantuvo una reunión con integrantes de la Cooperativa Eléctrica para abrir la posibilidad de pagar las facturas en cuatro cuotas semanales, y otro encuentro con AFIP por medidas para contener la competencia desleal.

Sin embargo, desde el Centro de Defensa Comercial admitieron que le solicitaron un encuentro al intendente Martín Piaggio pero que -a más de dos meses- aún está pendiente, entre otros temas.

"El Centro está abierto para ampliar el acompañamiento a los comerciantes sin costo y hay temas que podemos trasladarlos en conjunto y gestionar desde la Comisión", dijo otro de los miembros de la entidad.
EL COMPONENTE DEL CONTROL
Federico Laderach, secretario del Centro, explicó un encuentro con el titular de AFIP local, Gustavo Queirolo, donde "le planteamos la invasión de locales foráneos y dijo que no tienen inspectores y deben solicitarlos que bajen desde Paraná. La semana que viene llegará el jefe de AFIP Entre Ríos quien nos va a dar resultados de algunos controles que hicieron en locales de indumentarias y también hubo procedimientos de puntos fijos para supermercados orientales".

Laderach indicó que esa ausencia de personal para realizar los controles se traslada a otros ámbitos. "Lo mismo pasa con el Ministerio de Trabajo que tampoco tiene inspectores en la ciudad. El sistema estatal no es muy ágil", sentenció.

Sin embargo, el joven contador detalló que "la Municipalidad no adhirió a la ley de grandes superficies que habla de saturación de mercado que es la Ley 4343. Si siguen viniendo comercios grandes pueden seguir estableciéndose porque no hay Ordenanza que los regule", expresó.
LAS QUEJAS SECTORIALES
Desde el rubro de los boliches bailables se quejaron porque el Municipio "se pone en empresario y compite con eventos en el Centro Cultural de Costanera" que no reúne condiciones de seguridad con techo de paja y sin salidas de emergencias, por ejemplo.

"El Municipio nos exige elementos que no son útiles y el área de Habitaciones es muy deficiente con demoras injustificadas para habitar un boliche. Estamos cansados de la persecución municipal", resumió el vocero de los locales nocturnos y agregó una crítica a los organismos como SADAIC, AADI o CAPIF. Lo que cobran "es un robo, pagamos algo que no recaudados", ejemplificó.

Un comerciante de origen uruguayo del rubro indumentaria dijo que "no pasa nada con el control de la Municipalidad a los grandes vendedores como los locales de bolivianos. No sé si tienen miedo o tienen demasiado dinero. Por ejemplo, hay un mismo dueño que tiene cinco locales con solo un empleado cada uno, es monotributista. Es ingrato para nosotros que pagamos todos los impuestos".

"Estamos atrás del pago de los impuestos y es imposible que un monotributista pueda pagar un alquiler de 50 o 100 mil pesos", sumó otro asistente al encuentro.

En paralelo, otro dueño de un local gastronómico se quejó porque le ponen "un adicional" a pagar en las tasas por tener los residuos dentro del negocio porque ese día no se retiraba ese tipo de basura. "Cuando pedís una explicación no la tienen. Nadie te explica porqué te cobran más si la recolección es diferenciada y nosotros estamos separando como dice la norma y los sacamos el día que corresponde".
LAS REHABILITACIONES Y TASAS
"En mayo todos los comercios tenemos que rehabilitar de manera anual el comercio y, como Centro, debemos gestionar ese tema que será muy preocupante desde fin de mes. Tenemos que poner un freno porque va a ser un caos", expresó el dueño de un comercio de insumos rurales.

La respuesta fue que "se presentó una nota a la Municipalidad, pero aún no hemos tenido una respuesta formal de Agustín Sosa del área de Habitaciones. Habría una prórroga porque ellos no estarían en condiciones de atender a todos los comercios", adelantó Federico Laderach.

Otros temas planteados en la reunión fueron "la tasa de incentivo a la CODEGU que ahora no sabemos a quién va. Qué hacen con ese dinero? Pidamos que se saque. Es una estafa esa sobretasa", dijo un comerciante que cuestionó la validez del Buró Productivo ya que lo considera una copia inviable de la Corporación del Desarrollo.

Otra voz pidió que "se baje la tasa de alumbrado que va a la Municipalidad porque pagamos casi un 17 por ciento y eso podría ayudar en tiempo de pocas ventas". Allí se remarcó que el problema es que los aumentos tarifarios [criticados por el intendente Piaggio responsabilizando a Nación]no tuvieron un correlato en la disminución de esa tasa, como si lo pusieron en marcha otros distritos.

Un reclamo que parece insólito pero es real es la falta de un sistema informático para pagar los impuestos o tasas de los negocios. "No existe en la Comuna la posibilidad de un pago eléctrico de las tasas. Sólo se paga en efectivo que hay que retirar del banco y llevarlo a la Municipalidad o el Centro Comercial. Es un peligro caminar por las calles con tanto dinero. No puede ser que no tengan una cuenta bancaria a dónde girar la plata".

Otro comerciante afirmó que "la Municipalidad les sugirió a un local de capitales orientales, ubicado en calle Irigoyen, una forma de evadir la Ordenanza que les prohíbe abrir. Les dijeron que lo dividan en comestibles de un lado y del otro pongan limpieza y bazar para que se los habiliten. Seguirá siendo el mismo local y con un solo dueño, pero con una división ficticia", describió.

Entre los presentes se vio a Ariel Distéfano, titular de la Corporación del Desarrollo, y el dirigente Domingo Carrazza quien dijo que "hay una indefensión muy grande de las instituciones respecto del poder del Municipio que aplica una discrecionalidad muy grave".

"Hay cada vez más trabas e imposiciones que hacen imposible trabajar. Es el momento de discutir en todos los ámbitos porque nuestro futuro y el trabajo de nuestros hijos está en riesgo".

Carrazza cerró asegurando que "Gualeguaychú es una ciudad cara y con menos inversión de la provincia, sin fomento de la industria, sin tasas diferenciales para que se invierta. La ciudad se va a empobrecer más y estamos complicados", planteó sobre el futuro inmediato.
Crisis sectorial Comercios

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]