El senador por el departamento Gualeguaychú, Nicolás Mattiauda (Cambiemos), advirtió acerca de la falta de control que existe por parte de la provincia sobre el funcionamiento del Nuevo Banco de Entre Ríos (NBERSA), como agente financiero, y en tal sentido responsabilizó al gobernador, Gustavo Bordet, porque “no le estaría exigiendo” a la entidad “cumplir con el contrato”.

En sintonía con el pedido de informes presentado por los diputados Alejandra Viola y Esteban Vitor, solicitando al gobierno que detalle las medidas concretas que tomó para que el banco cumpla lo firmado, el legislador de Gualeguaychú calificó como “leonino” al contrato de agente financiero porque para el NBERSA “es un negocio redondo: tiene asegurada una cartera con miles de clientes cautivos y encima le pagan por el servicio que presta a esos clientes que no tienen opción de elegir”.

Mattiauda enumeró que el año pasado el banco recibió por parte de la provincia más de 400 millones de pesos solamente de comisiones, además de lo que le presta al propio estado y a los empleados públicos, que son sus principales clientes, a tasas usurarias.

“El NBERSA es una entidad que tiene la vaca atada por ser el agente financiero de la provincia, pero curiosamente está en un proceso de vaciamiento”, denunció el senador y candidato a diputado. Y en ese sentido aseguró que el banco “maneja los haberes de los empleados públicos a los que a su vez les otorga créditos a tasas altas, utilizando por ejemplo dinero que se encuentra en depósito judicial y que se encuentra inmovilizado mientras se extiende el plazo de la justicia que tiene procesos que duran varios años”.

Mattiauda cuestionó además el sistema de cobranzas tercerizado Entre Ríos Servicios (ERS) que, desarrollado por el banco, funciona por fuera de su estructura y se expandió rápidamente por toda la provincia. “Por ese servicio, el NBERSA cobra el 1% de cada impuesto que paga un entrerriano, en la mayoría de los casos con el mismo dinero que administra, pero a los puntos de cobranza tercerizados (kioscos, agencias de quiniela, comercios, etc.) el banco le abona un monto fijo por cada operación realizada sin importar el monto”, sostuvo.

Acotó que ese sistema “es una manera de sacarse de encima la responsabilidad de prestar servicios que le corresponden por pliego de agente financiero”. “Con Entre Ríos Servicios expandido, el banco no solo deja de cumplir con su obligación, sino que además achica su plantilla de empleados tercerizando el sistema de cobranza, por ejemplo”, afirmó el representante del departamento Gualeguaychú en la Cámara Alta provincial.

Y agregó: “Es notorio que hay un vaciamiento del banco: cobra un canon como agente financiero, se queda con la cartera de los clientes que son los empleados públicos y terceriza el servicio de cobranzas, pero propone un programa de retiros voluntarios y no renueva el personal”.
“El plan sistemático de vaciamiento es muy claro y hay responsabilidad del gobernador de no ejercer control”, sentenció Mattiauda y preguntó: “¿por qué Bordet no exige que se cumpla con el contrato y deja que el banco haga lo que quiera?”.
Entre Ríos

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]