Para qué votamos, en realidad, en las PASO del domingo

Este domingo se definen sólo las internas de algunos Partidos o Frentes, y cuántos de los partidos minoritarios podrán presentarse en la elección general.

Estas elecciones Primarias, Abiertas, Secretas y Obligatorias (PASO) del domingo confunden a mucha gente. Conviene, entonces, aclarar de qué se trata en realidad.

El domingo no elegimos ni gobernadores ni intendentes ni legisladores provinciales o municipales. Solamente votamos por quiénes representarán a los partidos o Frentes en las elecciones generales, donde sí se eligen las autoridades provinciales y municipales.

Y se decide quiénes participarán en esas elecciones generales, de los partidos o alianzas minoritarios. Si no estoy olvidando a alguien (algo posible, por cierto) tendremos que elegir los candidatos municipales del peronismo: si Esteban Martín Piaggio o Jorge Roko encabezarán las listas municipales del Frente que (en la práctica) hegemoniza el peronismo.

Y tendremos que elegir los candidatos provinciales del Partido Socialista. Que sepamos, ningún otro Partido o Frente dirime su candidato en estas PASO.

Algo que lamento profundamente es que esta elección se dilucide (hasta ahora) solamente con dos aspirantes a todos los cargos: la alianza macrista (Cambiemos) y la peronista (Creer).

Pero en realidad, de acuerdo a la ley que inventara el actual Presidente del Superior Tribunal cuando era diputado (y que le valió que Busti lo premiara nada menos que incorporándolo al Superior Tribunal de Justicia provincial), también habrá que lograr, todos los Partidos o alianzas aspirantes a cargos públicos, el Uno por ciento de los votos en las PASO, para poder competir en las elecciones generales.

Para ser concretos: si el candidato a Intendente socialista, el cooperativista Leuze, no logra el 1 por ciento de los votos, no podrá presentarse en las elecciones generales (o sea, en las que elegimos en serio a las autoridades). Lo mismo cabe para los aspirantes provinciales: quien no logre el 1 por ciento de los votos de la provincia, no podrá competir en la general.

Como ha ocurrido siempre, al término de las PASO los candidatos con más votos se mostrarán eufóricos y los demás minimizarán lo ocurrido. A renglón seguido, comenzará la campaña por captar los votos de los precandidatos perdidosos: otra historia, por cierto.

Con estas aclaraciones, queremos despejar el camino: aquí no se miden macristas y kischneristas; sino se eligen los que creamos mejores candidatos de los partidos que tienen internas, para tener la chance de gobernar la ciudad y la provincia. Es obvio que los que no tienen internas seguramente tengan más votos que los que sí, pero ello no significará tener seguro nada para la elección general, la que decide las futuras autoridades.

Es bueno tener esto en cuenta, así como (a quienes nos interesa) tener presente que si queremos darle la oportunidad de presentarse en el comicio general a los más débiles, ellos tienen que obtener el 1% al menos en las PASO, para poder presentarse en la general.

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]