"A veces lo que llueve no viene de una nube. A veces el viento trae agua mala. Mezclada con venenos que no hay que
respirar. En los campos muuuuy grandes se riegan las plantas, pero no como en casa. En las enormes regaderas están escondidos los ogros y los esperpentos. Como el Glifosato Magnus y sus cómplices. Y los hombres que riegan se ponen traje de astronautas para que el veneno no los mate como a los bichos y a las malezas. Lo que llueve y lo que trae el viento va a parar a los ríos, a los arroyos, al agua que toma la gente", adelanta la sinopsis de una historia que llega a las manos de ávidos lectores de la propuesta "Antivenenos" de Chirimbote.

Se trata de “Hache y su pandilla salvan Achú Achú” y una historia llena de lucha y reflexión que viajó hasta nuestras tierras de la mano de sus autoras, el último viernes.

"La idea era juntarnos en la escuela rural N°66 "Bartolito Mitre" de Estela Lemes, pero había diluviado la noche anterior a la actividad así que era imposible entrar, por eso nos reunimos en el sindicato docente (AGMER) con las maestras de las escuelas rurales de Gualeguaychú y charlamos con ellas, asistieron alrededor de 30 maestras y fue un encuentro hermoso", contó a R2820 una de las autoras del cuento, Silvana Melo.

"Las docentes nos contaron sobre sus experiencias. El encuentro se extendió durante la mañana del viernes, y por la tarde nos reunimos en la Biblioteca Popular de Pueblo General Belgrano en una actividad abierta al público en general", explicó la escritora.
Sobre el libro, contó: "Es el primer título de una colección que denominamos "Antivenenos". La idea es publicar diferentes cuentos a favor del cuidado del ambiente; nos proponemos que sirva como disparador para charlar con los chicos sobre las realidades concretas que enfrentan en sus propias comunidades. Empezamos a abordar el tema Fumigaciones, porque es lo que en este momento envenena y mata más pibes, sobre todo en Entre Ríos".

Y sumó: "Ayer con las maestras rurales nos encontramos con un panorama mucho más profundo. Y surgió la necesidad de hablar con los chicos sobre este tema cuando en las familias rurales el tema está tan naturalizado, se usan sin cuidados y, por supuesto, se enferman. Desde la escuela rural podemos abordar a través de este tipo de cuentos la realidad cotidiana de los chicos".

"Se trata de un cuento que comienza en un charquito de agua contaminado por múltiples sustancias, y un día sufrió el ataque de todos los virus, parásitos y venenos que pasaban por el cielo. Esta es la historia de cómo ese charquito, llamado Hache DosO, que sale a formar una pandilla porque sabe que no va a poder enfrentarse solo contra los monstruos que son esos venenos que lo contaminan, va recorriendo el país y encuentra socios que van a ayudarlo a enfrentar esta amenaza, donde también están las maestras rurales que están peleando contra los aviones y la amenaza del Glifosato Magnus y sus cómplices. La idea es instalar el mensaje que de esta situación se sale colectivamente, no hay otra, en soledad no vamos a poder. Incluso Hache y sus amigos logran que los concejales de Achú Achú pierdan el miedo y voten en contra de los venenos", detalló la escritora.

El cuento “Hache y su pandilla salvan Achú Achú” fue presentado por primera vez en el Museo del Hambre en Capital Federal el pasado 5 abril. También estuvo presente en la Feria del Libro con el stand de Chirimbote. Tanto en Gualeguaychú como en Pueblo General Belgrano, las presentaciones del pasado viernes fueron declaradas de interés municipal.

"Probablemente volvamos a Gualeguaychú el próximo mes para poder visitar la escuela rural Bartolito Mitre, en Costa Uruguay Sur. Queremos ir a la escuela de Estela Lemes, quien es ícono de la lucha de las maestras contra los agrotóxicos y de esta historia", reveló Melo.
Acompañan a Silvana Melo en la autoría de esta nueva historia de Chirimbote, la periodista Claudia Rafael y Delia Iglesias, como ilustradora de las aventuras de "Hache".

"Tanto Claudia como yo somos periodistas y educadoras populares; también trabajamos en la agencia de noticias Pelota de Trapo, a la vez que integramos, como espacio de militancia, la organización Pelota de Trapo que trabaja con chicos en situación de vulnerabilidad hace más de 40 años", contó una de las autoras de esta historia que reivindica los pasos de Gualeguaychú contra el uso de agroquímicos.

Por último, Melo aseguró: "Mientras se pueda y la situación financiera lo permita, y mientras Chirimbote siga apostando a estos sueños, vamos a seguir publicando estos libros".
Gualeguaychú

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]