"Personal de Comisaría Quinta en horas de la tarde del martes realizó un procedimiento en el marco de la Ley de Plaguicidas Nro 6599, en calle 4 entre 7 y 8 de la Colonia “El Potrero”, comenzaba la gacetilla de prensa remitida desde la Jefatura Departamental de Policía este miércoles por la tarde a los medios de comunicación locales.

"A raíz del llamado de vecinos que daban cuenta de la pulverización terrestre y en razón del viento que había en esos momentos, hecho que los efectivos policiales de la comisaría constatan inmediatamente tratándose de una maquina pulverizadora color amarillo marca “Pla” mod MAP 3 2900, titular Coop. Federal Agrícola Ganadera de Urdinarrain Ltda, conducida por una persona de 32 años con domicilio en la localidad de Urdinarrain; quien presentó registro de aplicación y receta agronómica sin las formalidades necesarias para la circulación y aplicación de fitosanitarios", se explayaron desde la Policía lo cual despertó el pedido de derecho a réplica por parte de uno de los contratistas a cargo de la pulverización.

Por otra parte, se señalaba que el conductor "carecía del correspondiente registro habilitante para circular con maquina- carro". Por último, señalaron, que "las actuaciones confeccionadas por el personal policial fueron elevadas a la Dirección de Agricultura dependiente del Ministerio de Producción de la Provincia".

Asimismo personal de la Comisaría Quinta afirmó que la máquina permanecía guarnecida en un galpón en Colonia El Potrero, lo cual fue desmentido por los propietarios del mosquito. Atendiendo al origen del comunicado sobre el procedimiento, R2820 reprodujo la gacetilla policial.
La desmentida del productor a cargo de la pulverización
"La máquina llegó el lunes 3 de junio por la mañana al Potrero, se fumigó el lote temprano con un viento de 8 kilómetros por hora. La máxima de viento de ese día se dio a las 11 de a la mañana con 21 kilómetros por hora, según datos confirmados ese día por el Aeroclub. La máquina terminó el lote de 33 hectáreas y pasó a otro lote de 66 hectáreas, el cual se comenzó a fumigar a las 15 horas de ese día, aproximadamente. No se concluyó el trabajo porque el sol bajó temprano, quedaron 6 hectáreas para el otro día. Entonces el martes a las 8 se retomaron las labores en el predio, que fue cuando se concluyó con las 6 hectáreas restantes. Luego el maquinista procedió a retirarse del establecimiento ubicado en calle 4 entre 7 y 8 en Colonia El Potrero, donde no hay viviendas linderas habitadas, salvo campos de vecinos con los que comparto la actividad", explicó Santiago Galante, contratista que integra la unidad productiva que explota los lotes antes mencionados.

"Luego el fumigador deja la máquina en condiciones ya que habíamos parado por el viento y se demora en salir. Cuando retoma para volver a su lugar de origen -Urdinarrain- se encuentra con un patrullero y dos agentes de la Comisaría Quinta de Pueblo General Belgrano. Allí le labraron un acta que menciona cuestiones relacionadas a la protección de esta persona, la receta agronómica y el registro habilitante para circular, el conductor firma y luego lo dejaron transitar libremente hasta Urdinarrain donde se encuentra guardada la máquina en las instalaciones de la cooperativa federada agrícola de esa localidad", explicó Galante a R2820.
"La versión trascendida a través de los medios de comunicación no es la correcta, ya que la máquina no se encuentra en el Potrero y al momento de ser interceptada no cometió las contravenciones que se mencionan relacionadas a la Ley de Plaguicidas, porque no se encontraba fumigando. Por otra parte, al no encontrarse la máquina pulverizando, no puede un agente exigir la receta agronómica, pese a lo cual el maquinista llevaba consigo y exhibió junto a la receta de expendio y el remito de la mercadería transportada. Quiero aclarar, que lo que dice el acta respecto a la prescripción de la receta con fecha 3 de junio, esa es la fecha en la que fue autorizada y por tanto se tienen 48 horas para poder realizar la pulverización. El maquinista tenía el carnet de aplicador, y si hubo una contravención de tránsito no se entiende lo que se informó sobre la notificación a Producción, a tal punto no hubo inconvenientes, que el maquinista continuó hasta su lugar de origen. Basta con ingresar a internet para ver que la maquina y el maquinista cumplen con los requisitos de inscripción establecidos por la provincia", remarcó el productor.
"Estoy sorprendido con todo lo que se ha dicho respecto de este tema, ya que la información no es cierta. Fui a Comisaría Quinta a solicitar el acta que labraron los efectivos policiales y me encontré con un acta ilegible que no dice lo que, según me informan los periodistas a los que consulté, dice la gacetilla de prensa enviada desde la Jefatura Departamental de Policía, o en todo caso atribuye cuestiones que no son correctas", insistió.

"Estamos atravesando un momento muy delicado respecto del tema pulverizaciones, tanto para las familias de los productores como para la comunidad en general, por lo tanto que se difunda información falsa desde un organismo público con semejante imprecisión habiéndose tratado de una contravención de tránsito, reviste particular gravedad. Acá no se fumigó ilegalmente como se replicó en algunos medios de comunicación, todo está dentro de la normativa provincial que es la que tiene juridicción", señaló Galante.
¿Interna de contratistas?
Según sindica el acta de constatación labrada por los efectivos policiales, fue otro productor-aplicador quien hizo la denuncia. Su nombre está consignado como quien realizó el llamado desde Pueblo General Belgrano -domiciliado en Ruta Provincial N° 42 S/N- alertando que " una máquina fumigadora -mosquito- se encontraba aplicando en un campo del lugar, haciendo incapié en el viento que había y solicitando que las autoridades pertinentes tomen cartas en el asunto".
Consultado por R2820 el Jefe Departamental de la Policía, Cristian Hormaechea, confirmó esta información: "Nos presentamos en el lugar en respuesta a un llamado telefónico. Loa agentes asistieron con dos testigos de Pueblo Belgrano -por la imposibilidad de conseguir testigos en el campo- e interceptaron la máquina una vez que había concluido las tareas de fumigación. La receta agronómica tenía fecha del 3 de junio, por lo tanto estaba vencida y los elementos transportados no estaban sujetos como corresponde para traslado, como así tampoco el maquinista llevaba la protección indicada" y agregó: "el maquinista carecía de registro habilitante para circular con el vehículo y carro, pero esto responde a una infracción de Tránsito".

Consultado sobre esto, Galante justificó: "El maquinista no tenía ropa y equipamiento para fumigar básicamente porque había terminado hace rato el trabajo y se disponía a guardar la máquina en su lugar de origen. La receta tiene 48 horas de vigencia para la aplicación. Lo que aquí ocurre es que no se producen los controles con el conocimiento de la ley correspondiente".

En relación al denunciante, Hormaechea confirmó que "la persona fue colocada con nombre y apellido en el acta y deberá dar cuenta como testigo de sus dichos en el caso de que esta situación prospere", a la vez que aclaró que " no se realizó un acta de infracción sino de constatación y no se retuvo en ningún momento la máquina". Asimismo concluyó: "Quien corresponda podrá apelar en el plazo de los cinco días hábiles desde que labró el acta ante las autoridades pertinentes".
fumigaciones

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]