El informe recordó el contexto en el cual el productor tuvo que planificar la superficie destinada al cereal, considerándolo "muy complejo y oscilante".

En una primera instancia, el precio del fertilizante nitrogenado que se encontraba “por las nubes”, lo cual generaba un factor que desalentaba la siembra. Avanzada ya la época de implantación, se produjo una disminución en los precios de los fertilizantes y un alza en la cotización del trigo, que evidentemente volcó la balanza hacia el cereal.

El SIBER está finalizando el procesamiento de imágenes satelitales para la determinación de la superficie cultivada. Los resultados marcan un claro incremento del cereal, que podría posicionarse cercano a las 570 hectáreas, lo cual representaría un crecimiento interanual del 10 por ciento.

Si bien es muy escasa el área cosechada para determinar el rendimiento promedio provincial, el SIBER destacó que es interesante mencionar que a nivel de lote se registraron valores desde 800 a 6.000 kg/ha. "Esta gran amplitud en los rendimientos se asocia a dos factores: el efecto de las heladas tardías (agudizado por el efecto de la ubicación del lote sobre el relieve), escasas precipitaciones y baja incidencia de enfermedades", sostuvo.

La finalización del verano y el inicio del otoño presentó una adecuada recarga hídrica del perfil. En cambio, desde el inicio de la siembra (mayo) hasta la madurez fisiológica del cultivo (octubre), solamente en agosto hubo un extra en los montos de las precipitaciones, en consecuencia, hubo un déficit del 40 por ciento (160 mm).

Finalmente, en el reporte semana se destacó que el efecto de la temperatura máxima desde 01 de septiembre al 10 de noviembre, ha posibilitado una excelente tasa y duración de la etapa de llenado de granos. A su vez, mostró el comportamiento del promedio de la temperatura máxima en Entre Ríos obtenido de la red de centrales meteorológicas de la BCER.

"En 2021 que se caracterizó por muy buenos rendimientos en el cereal totalizó 11 días con máximas que superaron los 30 °C, siete de los cuales fueron durante la última semana del mes de octubre, que evidentemente redujo el rendimiento potencial. En cambio, en 2022 tan solo hubo tres días con máximas superiores a los 30 °C", indica.

A modo de conclusión, el SIBER destacó que posiblemente los lotes topográficamente más elevados, con una oferta levemente por debajo de lo normal y que no resultaron perjudicados por las heladas tardías, presentan rendimientos muy por encima del promedio provincial.
INFORME SIBER
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]