Una asamblea de dos horas de los empleados de la empresa Delcausse que opera las líneas urbanas de micros 1 y 4, bajo la denominación Buses Gualeguychú, interrumpió los recorridos por la ciudad.

En la asamblea los mecánicos, choferes y administrativos de la firma dejaron constancia del malestar por recibir el pago de sus salarios en cuotas, por segundo mes consecutivo, la reducción en las frecuencias y el peligro de perder la fuente laboral.
El conflicto del transporte urbano no es una novedad, todo 2018 las tres empresas locales -Línea 1 y 4, Línea 2 Santa Rita y Línea 5 El Verde- enfrentaron crecientes costos sobre todo por los incrementos inflacionarios del combustible y una tarifa que -aducen- no brinda rentabilidad. Un elemento que pone en jaque la continuidad es el retiro del subsidio del Estado nacional al servicio.

Recordemos que el gobierno provincial se hará cargo de un parte de ese subsidio, pero sólo significa un paliativo, para el sector.

La medida de asambleas en franjas de dos horas proseguirán entre el lunes y miércoles próximo confirmaron a este portal los colectiveros y no se descarta una medida más importante hacia el final de la semana entrante.
Tranporte urbano Conflicto Tarifas

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]