El rector de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader), Luciano Filipuzzi, anunció que cada facultad “resolverá en particular la modalidad a seguir en cada una de sus sedes y carreras”, en un esquema que incremente las clases presenciales, con protocolos y dinámicas específicas.

“Cada facultad, en el marco de su autonomía, hizo su propia evaluación y estará informando a través de sus canales oficiales, cómo se va a dar el incremento de la presencialidad, en qué carreras, años y sedes, bajo qué condiciones”, dijo.

La peculiaridad de la Uader, sin edificio propio, vuelve complejo el asunto. Esa situación, señaló Filipuzzi, “impide tomar una medida de carácter general, ya que compartimos edificios con escuelas primarias y secundarias. Por eso cada facultad debe decidir según su dispersión geográfica, cómo y de qué manera regresa a la presencialidad”.

Además, agregó, “hay que contemplar la distribución de nuestra matrícula, por un lado con cursos de 300 personas o más donde habrá que pensar otras estrategias; y por otro lado, muchas carreras –sobre todo de tercer año en adelante– con menor población estudiantil y aquellas que incluyen prácticas o laboratorio, donde se pueden plantear burbujas y aplicar protocolos para las clases presenciales”.

Con el retorno a las aulas que se dio en la última semana de agosto, la Universidad vuelve paulatinamente a la actividad presencial para el dictado de clases teóricas. El puntapié inicial lo dio la Facultad de Ciencias de la Gestión: regresaron cátedras de distintos años y carreras en las siete localidades entrerrianas en las que se encuentra esa unidad académica.

La actividad presencial también volverá progresivamente en los próximos días en las demás unidades académicas: Facultad de Ciencia y Tecnología, Facultad de Ciencias de la Vida y la Salud y Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales.

Las últimas clases teóricas fuera de la virtualidad se habían dado en diciembre de 2019. En 2020, sólo se pudo desarrollar el curso de ingreso y luego el inicio de clases de ese ciclo lectivo fue íntegramente bajo la modalidad virtual. De igual modo, se repitió durante el primer cuatrimestre de 2021, con paulatinos regresos a la presencialidad.
Con declaración jurada y sin mates
En la Facultad de Ciencias de la Salud la vuelta a la semipresencialidad se dio bajo un sistema que incluye la presentación de declaraciones juradas en forma diaria por parte de los alumnos.

“El inicio de clases debe ser un proceso lo más cuidado posible, en base a ello es un requisito el uso obligatorio del tapabocas, además de la entrega diaria de una declaración jurada que puede ser completada desde el sitio web oficial de la Facultad, que generará un PDF con un código QR con la información de cada unx y que también está disponible en el siguiente link (descargar) la cual debe estar firmada”, dicen desde esa unidad académica.

Las pautas del cursado en Salud indican que el ingreso a la institución “debe ser lo más cercana posible al horario de inicio de clases para evitar aglomeración de personas en los espacios comunes, de igual modo para su retiro”.

Durante el ingreso al complejo serán recibidos por personal de la institución quienes le recepcionarán la declaración jurada (de entrega obligatoria), realizarán el control de temperatura y los orientarán sobre los espacios físicos donde cursarán. “Deben recordar que no podrán consumir alimentos ni mate durante el horario de clases, según lo estipula el protocolo vigente, dado que implica el retiro del cubrebocas”, sostiene.

El decano en Salud es Aníbal Sattler, bajo cuya gestión como rector de la Uader, en 2016, se impulsó declarar al mate como “patrimonio inmaterial de la humanidad”.

Sin embargo, en Humanidades, la facultad más poblada de la Universidad, la veda del mate no está vigente, según afirmaron sus directivos.

De acuerdo a lo que indicó la Universidad, en Salud, en base a las condiciones edilicias de cada sede, y con la instrumentación de “burbujas” en los casos en que fuera necesario, se dispuso una nueva etapa de un sistema bimodal de cursado en el que la presencialidad será un aporte a la virtualidad.
Tres modalidades
En la Facultad de Ciencia y Tecnología indicaron que “se considera de fundamental importancia retomar la presencialidad en las asignaturas que el volumen de población estudiantil lo permita, priorizando las asignaturas prácticas, laboratorios, talleres y cátedras de los últimos años de las carreras”. Así, “se han acordado parámetros que permitan concretar un retorno cuidado a las clases presenciales durante el segundo cuatrimestre”.

Desde el 30 de agosto se adoptó el siguiente cronograma, con la convivencia de tres modalidades:

Presencial: la propuesta pedagógica se desarrolla principalmente dentro del aula física, asistiendo regularmente y bajo los protocolos de control de ingreso y distanciamiento vigentes, utilizando como apoyo el aula virtual.

Bimodal: la propuesta pedagógica se desarrolla de manera presencial en grupos reducidos, para desarrollar actividades prácticas y se establecen encuentros virtuales, sincrónicos o asincrónicos, para acompañamiento a las y los estudiantes.

Virtual: se desarrolla íntegramente mediante plataformas digitales, pudiendo ser de manera asincrónica, sincrónica o una combinación de ambas.

Fuente: Entre Ríos Ahora
PRESENCIALIDAD SEGURA Universitarias
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]