Convocada por la entidad “Rompiendo el Silencio”, la comunidad de Gualeguaychú se movilizó para solidarizarse con las víctimas-sobrevivientes del abogado Gustavo Rivas, que afronta un juicio oral por el delito de promoción a la corrupción y a la prostitución de menores de 18 años de edad, reiterada.

La concentración se realizó a las 17:30 en la esquina de 25 de Mayo y Rocamora, para media hora más tarde marchar por las calles céntricas de la ciudad hasta llegar a la Plaza “San Martín”.

Se trata de una expresión que representa el sentir de los gualeguaychuenses, que comienzan a expresar su indignación por los hechos que se están ventilando en la sala de audiencia de Tribunales desde el lunes 1° de abril y continuará durante casi todo este mes a raíz de la gran cantidad de víctimas y testigos que están reclamando Justicia.

“Nos unimos para pedir Justicia”. “Denunciar es el inicio de la sanación”. “Hablar, escuchar, prevenir. El silencio te hace cómplice”, fueron algunas de las pancartas que enarbolaban los vecinos de Gualeguaychú que se movilizaron hoy para dar apoyo a las víctimas y sobrevivientes de Gustavo Rivas.

“No se tienen que guardar los secretos que te hacen mal”, dice una canción que se hizo escuchar a medida que la columna de manifestantes iba recorriendo las calles de la ciudad, recibiendo el apoyo de transeúntes ocasionales y gran parte del comercio que salió a la vereda para acompañar.

Una vez en la plaza “San Martín”, frente al Monumento al Libertador de América, se compartió una proclama, que dice lo siguiente:

"Por la inmediatez del hecho es posible que no tengamos plena consciencia del impacto social, cultural y ético que el caso de Gustavo Rivas tiene para Gualeguaychú.

Sin duda, habrá un antes y un después para nuestra comunidad; y tal vez para Entre Ríos.

Estamos seguros que las futuras generaciones nos juzgarán por el modo en que nos posicionamos en este caso u otros parecidos como el de Javier Broggi (Urdinarrain) o el de los curas abusadores (Justo José Ilarraz, Juan de Dios Escobar Gaviria y Marcelino Moya). Situaciones tristemente conocidas en nuestra provincia.

Es posible que algunos referentes políticos, judiciales o religiosos no hayan tomado nota de la profunda trascendencia que han tenido estos hechos y que gran parte de la sociedad no está dispuesta a tolerarlos más.

Estos casos, su denuncia y juzgamiento pudieron llevarse adelante por la valentía y la determinación de algunos sobrevivientes a los cuales debemos brindarles nuestro apoyo, nuestro acompañamiento y nuestra solidaridad incondicional; para que en los enredos procesales no vuelvan a ser víctimas de la perversión y el cinismo de estos sujetos.

No podemos perder de vista que estos no son casos policiales comunes, en el que han sido afectados intereses individuales u ocasionales de algunos jóvenes; y que, por lo tanto, hay que estar callados y esperar que se expida la Justicia; una manera elegante de meter la basura bajo de la alfombra, tenerla tapada o lejos de nuestras consciencias. Como si la Justicia actuara en el vacío, y todo fuera una cuestión de tecnicismos legales.

La valentía –como dijimos antes- de los sobrevivientes y testigos, es lo que permitió y permite que estas tristes realidades salgan a la luz, mucho les debemos a ellos; ya que, a pesar de las cicatrices que estos adultos pervertidos les han dejado, se animaron a denunciar seguramente pensando en los otros, para que no vuelva a ocurrir.

Si no fuera por ellos, estos señores seguirían muy tranquilos haciendo de las suyas. La movilización social por supuesto que es muy importante para correr el pesado velo de la corrupción y la hipocresía.

No importa si hoy somos muchos o pocos. Esto no es una cuestión de consensos ni de números; así como es tramposo discutir si los sobrevivientes fueron miles, doscientos, diez o cinco; si está prescripto o no está prescripto. Pues todos sabemos que la corrupción de menores existió.

Desde nuestra organización ´Rompiendo el Silencio´, decimos ¡Basta!”.

Adhieren Enredada Feminista Gualeguaychú-Pueblo General Belgrano; Ahora Arde Gualeguaychú; Casa Club; Secretaría de Género de la CTA; ONG Así Basta de Paraná; ONG Con los Gurises No de Urdinarrain; ONG Así NO de Concepción del Uruguay; Nuevo Encuentro y Frente Transformando Caminos.
Fuente: Análisis Digital
Corrupción de menores

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]