El arrecifeño fue paciente cuando se quedó 9º y perdía el campeonato en manos de Aguirre, pero una confusión en el primer relanzamiento de la carrera, retrasó al Torpedo, el campeón ascendió en el pelotón y pudo alcanzar su cuarta corona, tercera en fila.

Silva consiguió su 15º triunfo en la categoría con el Ford de la familia Giallombardo.

Agustín Canapino va a tener que ampliar su vitrina para colocar a una nueva Copa de Oro de TC, la cuarta, y tercera consecutiva. Impresionante por donde se lo mire para un chico de 29 años, que, en los últimos once, se dedicó a construir su historia dentro del Turismo Carretera con Chevrolet.

En el arranque, Emiliano Spataro hizo unos metros delante del pelotón pero el Torino comenzó a retrasarse con un problema en la transmisión (se cortó un palier), por lo que Valentín Aguirre heredó la punta. Canapino, en tanto, quedó noveno detrás de Sergio Alaux.

Pero la velocidad se interrumpió en la tercera vuelta, cuando en una trifulca, tras un despiste de Santiago Mangoni, Mathías Nolesi se encontró con el Chevrolet de Diego De Carlo cruzado en la pista y quedaron marginados de la final.

Al momento del relanzamiento, se cortó la luz en el autódromo y se largó con bandera argentina, algo que le jugó en contra a Aguirre, quien perdió el liderazgo (y el campeonato) ante Juan Manuel Silva y Lionel Ugalde. Urcera, por su parte, padeció ante Juan Pablo Gianini y Facundo Ardusso, mientras que Canapino superó a Juan Cruz Benvenuti y a Gastón Mazzacane en la caótica largada, se metió séptimo y se encaminó hacia su cuarta corona.

En el noveno giro, el Auto de Seguridad ingresó nuevamente por un despiste de Luciano Ventricelli, luego de un toque con Mauricio Lambiris. En el reinicio, ya con semáforo, las posiciones se mantuvieron hasta la mitad de la vuelta 13, cuando el Chevrolet se le corrió a Urcera de la línea y Canapino y Mazzacane aprovecharon para dar cuenta del rionegrino.

Cuando promediaba la prueba, Silva se les escapó a Ugalde y Aguirre, mientras que Gianini y Ardusso peleaban al milímetro por el cuarto puesto, con algunos toques incluidos, con Canapino expectante atrás. En el 23 giro, Canapino dio cuenta de Ardusso y Urcera perdió dos posiciones, tras una refriega con Mazzacane.

Dos vueltas más adelante, Canapino trepó al cuarto puesto luego de un trompo de Gianini y se aseguró el cuarto cetro en diez temporadas. "Corazón caliente, cabeza helada, esa fue la filosofía con la que corrí. Gracias a todos los que me permitieron ser piloto y campeón. Gracias a todo mi equipo... No me salen las palabras", dijo el flamante tetracampeón.

"Fue un carrerón. Vi justo la bandera y aceleré. Mejor imposible terminar el año de esta manera; estoy muy agradecido a la vida", comentó Silva, tras ganar por 15ª vez en el TC, con 47 años.

Fuente: Campeones
Automovilismo
Suscribite a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]